No me resigno…

Han pasado ya casi seis meses, desde que los villaodonenses decidieron con su voto quien fuera el que los representase; seis meses ya, representando a los que confiaron en VOX Villa, un grupo de gente que, con mucha ilusión, nos presentamos para que las cosas cambiaran. Pensando que un gobierno mejor es posible.

Desde fuera, uno veía cierta descoordinación, dejadez, o falta de ilusión del mismo equipo de Gobierno, visualizado en las calles de nuestro pueblo. También es verdad que el aumento de las críticas al alcalde, tanto por sus formas dictatoriales como por su falta de solucionar los más elementales problemas de un pueblo, nos decidieron a dar el paso.

Pero seis meses después de participar activamente en el día a día del Ayuntamiento, de reuniones con diversos colectivos del pueblo, puedo asegurar que las sensaciones previas se han quedado cortas, muy cortas. La improvisación y ocurrencias continuas están al orden del día; no existe la más mínima visión de pueblo a mediano o largo plazo; no existe algo tan elemental como una planificación; no hay día que no salte a la palestra un nuevo problema, generalmente, forjado por el propio alcalde y por su falta de diálogo, de liderazgo, carisma o eficiencia en la gestión. Y para rematar, en lo más elemental en política, que es cumplir un programa electoral, a sólo seis meses de pasar por las urnas, incumplen una a una sus promesas.

Es verdad que aún estando intacta la ilusión por cambiar y aportar desde el lugar que nos ha tocado trabajar, es duro toparse un día sí y otro también con una forma de gobernar más cercana a países como Venezuela o Argentina. Pero aun así, no me resigno.

No me resigno, a que Villa pueda, de una vez por todas, contar con un gestor, con una persona que, junto a un preparado equipo, tengan un plan a medio y largo plazo y que coloque nuevamente a nuestro pueblo, en el lugar que se merece.

No me resigno, a que hijos o nietos de amigos de toda la vida de Villaviciosa tengan que migrar a pueblos vecinos como Sevilla la Nueva, Brunete o hasta Boadilla, por la falta de una oferta de vivienda seria y ajustada a la juventud; a que en los últimos ocho años, el alcalde de nuestro pueblo sólo haya entregado 35 viviendas de protección oficial, no hay derecho.

Es duro toparse un día sí y otro también con una forma de gobernar más cercana a países como Venezuela o Argentina

No me resigno a que después de 15 años desde su nacimiento, el proyecto del Monte de la Villa no salga adelante. A que no seamos capaces de aprovechar el nuevo impulso que urbanísticamente se está generando y volvamos a perder el tren. Un proyecto que nos permitiría retener a jóvenes e impulsar el comercio en nuestro querido pueblo. No hay derecho.

No me resigno a que después de más de 12 años de promesas diversas hacia el comercio de Villa, sigan mirando para otro lado, mientras que el pequeño comercio se va apagando lentamente; simples soluciones respecto a un consensuado plan de movilidad y una solución definitiva al aparcamiento resolverían estos problemas; a la falta total de valor y respeto hacia gran parte de nuestros vecinos, no hay derecho.

No me resigno a que el pueblo no sea capaz de explotar al máximo todas sus riquezas naturales, sus cañadas reales, sus vías pecuarias, fomentar una mayor integración con Parque Regional del Guadarrama, poder visitar el Forestal sin que ello implique riesgos al cruzar algún puente, el poder acceder a los jardines de Godoy  y una larga lista de tesoros medioambientales con los que contamos.

No me resigno a que después de tres exploraciones arqueológicas (la primera en 1980) no seamos capaces de sacar a la luz un tesoro histórico como lo es Calatalifa. A poder decirle al mundo que en nuestro pueblo tenemos una importante parte de la historia de España (Siglo X – Abderramán III); a no poder tener un museo que podría ser envidia de grandes museos europeos y a atraer así un turismo cultural. No hay derecho.

No me resigno a que la idea de un gobierno mejor en Villaviciosa, es posible…

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.