Ojo con CHINA, no uses calculadora

Partiendo de las siguientes afirmaciones:
 
– China, el país del futuro.
-1300 millones de habitantes.
– Importantes tasas de crecimiento, durante prolongados periodos de tiempo.
– Apertura constante de su mercado.
 
Hasta aqui, todos más o menos de acuerdo……..pero, muchas veces la realidad es dura.
 
El primer error que muchas veces cometemos los occidentales es dejarnos encandilar por estas afirmaciones y pedir la “calculadora”!!: “con que nos compre un 1%…..” Este puede ser el principio del fin. Los chinos cuentan con este elemental error y lo utilizan en las primeras negociaciones. Es muy común recibir emails con solicitudes para 10-100 contenedores! pero, realmente, el chino no sabe cuanto de nuestro producto entra en un contenedor!. Esto es lo que internamente en nuestra empresa llamamos “una chinada”. En los últimos 5 años, con oficina en Shanghai, podríamos escribir un libro! (cómico en un 90%). 
 
Por todo esto, y a estas alturas del partido, he llegado a algunas conclusiones muy básicas:
 
– El mercado chino y los negocios en China no son tan diferentes a los de cualquier otra parte del mundo….
– El que diga que tiene llegada a todo China, miente. Se trata de un país muy diversificado con un pobre sistema logístico. A modo de ejemplo, Carrefour no tiene plataformas centralizadas en el país, con lo que debe servirse en cada punto de venta! 
– Lo importante en China, es dar con la gente correcta; Hay empresarios serios y proveedores serios, solo hay que encontrarlos, y esta quizás es la parte más difícil.
– Es recomendable ingresar de la mano de un chino, un socio; Una de las ventajas más palpables es la “velocidad” en la obtención de los objetivos, lo que uno logra en 3 meses, con un socio chino se obtiene en 1 mes.
– Es de vital importancia, entender y adaptarse a la cultura china; para hacer negocios, debemos crear primero un ambiente de CONFIANZA Y AMISTAD.
Esta entrada fue publicada en Negocios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.